De acuerdo a los acontecimientos y necesidades el T-55 ha ido evolucionando inclusive hasta nuestros días, con propuestas que en aspectos técnicos inclusive podrían competir con los MBT de última generación.

 Hasta ahora nos hemos limitado a mostrar las características técnicas del primigenio T-55 de 1958 y sus mejoras inmediatas de 1961 y 1970. Para fines de la década de los 70s ya era obvio que T-55 a pesar de los grandes números existentes estaba siendo relegado a un segundo plano en el aspecto técnico debido inicialmente a la introducción del T-62 que se constituiría en la columna vertebral de los ejércitos del pacto de Varsovia durante la década de 1970, este vehiculo mantendría muchas cualidades del T-55 como el del sistema de control de fuego y diseño de baja silueta, pero con un cañón de anima lisa de 115mm muy respetable en términos balísticas. Luego modelos como el T-64 y T-72 entraron en escena, introduciendo nuevas tecnologías en materia de sistemas de control de tiro, mejores armas de 125mm como el 2A26 y 2A46 de anima lisa y un salto cualitativo general en los aspectos técnicos de movilidad, protección y potencia de fuego.

 A pesar de todo ello, el T-55 mantuvo una presencia numérica muy importante a nivel mundial y seguido siendo protagonista de muchos de los conflictos hasta nuestro días, es por ellos que se ha mantenido un fuerte intereses en seguir mejorando sus aspectos técnicos para mantenerlo como sistema de armas viable.

 La primera modernización de importancia data de 1974 cuando se empieza a remodela cierta cantidad de T-55A para recibir en su sistema de control de tiro un telémetro láser KDT-2 con un rango máximo para telemetría de 4000 mts. que va montado en la base del cañón con el mantelete para que acompañe al primero en su movimiento, esta simple modificación mejoraba los problemas que tienen los sistemas de estadimetria en el aspecto de estimar con rapidez y seguridad un rango determinado.

 

Luego vendría mejoras mas sustanciales que incluían un sistema de control de tiro (FCS) Volna que adiciona un computadora balística BV-55 y un TSH mejorado (TSHM-32PV) con estabilización vertical independiente del cañón además de un nuevo estabilizador tziklon STP-2M1, una radio R-173 y un visor PKN para el jefe de tanque aunque todavía mantendría el TPN-1 de IR activa para visión nocturna, en paralelo países como Polonia y Checoslovaquia harían trabajos similares en sus flotas mediante el FCS Kladivo.

La siguiente generación de mejoras incluirían la adición de blindajes suplementarios como el BDD que se componen de una herradura para la torre y un aplique en le glasis para mejorar los índices de protección en 400-450mm RHA contra munición HEAT y unos 320mm RHA contra munición perforante cinética, este blindaje esta compuesto por una coraza exterior y una caja con planchas sucesivas de acero de 5mm llenadas en sus intermedios con poliuretano, además las cavidades de las cajas se pueden mejorar mas adicionándole agua o arena.

 Además se normalizo el uso del la planta motriz V-55U que integra un súper cargador para elevar la potencia de 580 hp. a 620 hp.

 Finalmente el salto revolucionario estaría de la mano con la adopción del complejo 9K16 que integra a la ronda 2UBK10 dotada con un misil guiado de carga hueca en tandem 9M17 (ATGM Bastión) con el sistema asociado de guía 1k13 que además sirve como visor nocturno pasivo/activo mejorando ostensiblemente la capacidad del TPN-1 que solo tienen capacidad de visión nocturna activa.

 el ATGM (anti tank guided missile) Bastión es un misil lanzado desde el cañón de guía láser mediante un designador que emite un cono estrecho (beam rider), tiene una velocidad media de 370 m/sec y un alcance máximo en las versiones iniciales de 4000 mts con índices de probabilidad de impacto bastante altos (80%), la capacidad de penetración va desde 550-600 RHA de las versiones iniciales hasta 750mm RHA en las ultimas versiones, además es capaz de batir objetivos aéreos como helicópteros en vuelo bajo, todas estas características le dan bastantes oportunidades de éxito al T-55 frente a una gran variedad de amenazas.

 Debido al masivo éxito de exportaciones de los T-55 de la ex Unión Soviética , Pacto de Varsovia, además de las copias Chinas T59/69, las variantes y modernizaciones locales son casi interminables, mención especial merecen los israelíes que adoptaron gustosos los T-55 que capturaron en sus guerra del año 67 y 73 frente a los países árabes y los llevaron a los estándares locales Tiran 4 y 5, que se diferencian entre si porque el Tiran 4 a pesar de muchas modificaciones recibidazas para estandarizarse a los requerimientos del ejercito israelí mantiene el cañón D-10 de 100mm (producto de ellos los israelíes desarrollaron municiones APFSDS muy interesantes como la M-309 asociados con los Rumanos), mientras el Tiran-5 incluye un cañón M68 de 105mm NATO (el M68 es la variante norteamericana del exitoso L-7 Ingles) dándole así un potencia superior a la que se lograr con el cañón original, las ultimas versiones del Tiran-5 o Ti-67 como el Ti-67S incluyen una planta motriz American Detroit Diesel 8V-71T que desarrolla 609 hp y una transmisión hidromecánica que incluye un convertidor de troqué, blindaje reactivo blazer, estabilizador Cadillar Gaje Testaron , FCS Matador, nueva cúpula Urdan de bajo perfil entre muchos otros detalles.

 Actualmente, habida cuenta de que aun hay muchos usuarios de T-55 alrededor del mundo diversas empresas ofrecen modernizaciones muy variadas, que incluyen por ejemplo blindajes reactivos, cañones de 105/125mm, sistemas de protección activa, sistemas de control de tiro de ultima generación y planta motrices muy avanzadas.