En 1988 el Ejército norteamericano dirigió estudios para validar la eficacia de los datos utilizados en los modelos de la Unión Soviética respecto a efectos de artillería. Realizó una búsqueda bibliográfica antes de las pruebas, y encontró un informe soviético titulado “fuego por efecto contra puntos fuertes”, Este informe se convirtió en la base para comparar la eficacia de las estimaciones soviéticas y norteamericanas.
El citado informe Afirmaba que la artillería de 122 mm, 152mm y morteros de 120 mm alcanzaban niveles muy altos de daños contra los tanques y blindados de transporte de personal. La explicación que se le dio inicialmente fue que era una sobreestimación de su eficacia o la diferencia por el uso de otros criterios. Otra posibilidad que contemplaron fue que la base de datos para modelos de EE.UU. era incorrecta o no se utilizaba correctamente.
Las investigaciónes adicionales revelaron que los soviéticos tenían una gran base de datos desarrollado a los largo de extensos programas de pruebas de fuego reales.
Una diferencia básica era que los soviéticos usaban dos criterios:
 “dañado”, lo que significa incapaz de seguir luchando.
“destruido”.
Los EE.UU por su parte utilizaban el termino “Tiempo estimado de reparación” como criterio para su modelo. Eso significaba que si el daño podía ser reparado en menos de 30 minuto no se tomaba en cuenta, de ah;i para adelante, cada 30 minutos tenia un valor asignado.
 Si bien los criterios de los EE.UU eran menos realistas que los Soviéticos, los analistas decidieron proseguir el estudio siguiendo los actuales (de ese entonces) criterios de EE.UU para modelos de daños. Un problema importante es que los EE.UU. tenían datos limitados sobre los efectos de la fragmentación en vehículos blindados, ya que La última prueba real de fuego de artillería realizada en 1972, se llevó a cabo usando material acorazado de la Segunda Guerra Mundial y Corea. Si bien es cierto las rondas de artillería no habían cambiado significativamente desde aquella prueba, si había habido cambios importantes en los vehículos.
 Para corregir esta falta de datos se diseñaron a cuatro pruebas, las pruebas 1 y 3 para comparar los modelos de predicción con fuego real y las pruebas 2 y 4 referentes a reunión de datos para actualizar o corregir la base de datos.
continuará…
Nota: luego de unos días de descanso, les traigo este interesante resumen de un informe norteamericano sobre el efecto de la artilleria convencional sobre blindados, muy interesante.